El COEC denuncia en su Libro Blanco la ‘macdonalización’ de los servicios dentales

Image

(De izquierda a derecha) Dr. Emili Cuenca, Dr. Josep Lluís Navarro y Dr. Jaime Pinilla.

El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Cataluña (COEC) presentó el pasado 6 de marzo el Libro Blanco ‘El mercado de servicios dentales en Cataluña’, en el que se denuncia que las compañías aseguradoras, las mutuas y las franquicias dentales impulsadas por inversores ajenos a la profesión odontológica generan una práctica basada en “criterios mercantilistas que deterioran la relación entre el dentista y su paciente” al relegar la salud de este y primar los objetivos económicos. Por este motivo, el COEC reclama a las administraciones una regulación que frene “las prácticas abusivas” de los intermediarios y asegure la calidad en los tratamientos.

Según indicó el presidente del COEC, el Dr. Josep Lluís Navarro, este trabajo “absolutamente científico” fue encargado por la Junta de Gobierno de la entidad colegial debido a la preocupante proliferación de centros e intermediarios de servicios dentales en Cataluña (una situación que se repite en el resto de España), lo cual no ha servido para mejorar la salud oral de la población.
El estudio es obra del Dr. Jaime Pinilla, profesor titular de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, y ha sido coordinado por el Dr. Emili Cuenca, catedrático de Odontología Preventiva y Comunitaria de la Universidad de Barcelona.

Crecimiento desorbitado
En la presentación, Pinilla denunció el aumento desorbitado de la oferta que existe en Cataluña. Del año 1985 a 2005, el número de colegiados creció un 244% hasta llegar a los 3.800 actuales.
El número de inversores ajenos a la profesión también ha experimentado un incremento considerable. Si en 2002 el porcentaje de solicitudes de apertura de clínicas dentales por parte de personas no tituladas en Odontología era de un 20%, tres años más tarde la cifra ya había subido hasta el 34%.
Datos como los anteriores han provocado, a juicio de Pinilla, tres consecuencias: contención de precios, agresivas estrategias comerciales y pérdida de control del mercado por parte del dentista. El Libro Blanco también critica que las mutuas y aseguradoras ofrecen catálogos de precios con una reducción que sobrepasa en muchos casos el 50% de las tarifas marcadas por el COEC y en algunas ocasiones llega a ser de un 90%.
Respecto a las clínicas franquiciadas, Jaime Pinilla señaló que los profesionales que trabajan en estos centros suelen ser personas tituladas fuera de España y con poca experiencia. El fenómeno de las franquicias, importado de Estados Unidos como otros tantos, es relativamente reciente en España. En el país norteamericano tuvo su auge en la primera mitad de la década de los 80, explicó Pinilla, para dar paso después a un periodo de recesión que terminó en fracaso a principios de los 90. Según el autor del Libro Blanco, el viraje al descenso ya está empezando en España.

‘Macdonalización’
El profesor de Economía de la Universidad de Las Palmas se refirió a la ‘macdonalización’ de los servicios dentales como un preocupante fenómeno caracterizado por la equiparación de cantidad y calidad, la estandarización del producto y la deshumanización en el trato con el paciente.
Todos estos factores han venido acompañados por un “crecimiento nulo” de la demanda en Cataluña, lo que da como resultado “un mercado saturado”. Entre 1987 y 2003, el número de dentistas ha aumentado un 173%, una cifra muy superior a la de visitas, que subió un 60%.
El coordinador del nuevo Libro Blanco del COEC, el Dr. Emili Cuenca, destacó que “como profesión sanitaria, en la odontología deben prevalecer los intereses del paciente”. Para el catedrático de Odontología Preventiva, el “crecimiento demográfico desordenado” que se ha producido en el mercado dental provoca “una colisión en la que la víctima es el paciente”. Por ello, pidió a las administraciones públicas que “retoquen o reformen estas imperfecciones” con las medidas oportunas, como controlar quiénes son los responsables de la clínica. Este es uno de los aspectos más enfatizados en la denuncia del COEC. Su presidente, el Dr. Navarro, afirmó que “lo ideal es que los responsables de las clínica dentales sean titulados en Odontología” y abogó por que en la carrera, que actualmente “está muy tecnificada”, se otorgue más importancia a los valores éticos y deontológicos de la profesión.

Riesgo para los jóvenes
El Dr. Emili Cuenca considera que “ninguna profesión habría podido soportar el crecimiento demográfico que ha tenido la odontología en las dos últimas décadas”. Además, advirtió que el mayor peligro de la actual situación del mercado es que los jóvenes dentistas pueden tomar como modelo prácticas enfocadas a la búsqueda de beneficios económicos como principal objetivo.
No obstante, Cuenca reconoció que existe “una crisis del modelo profesional” y que quizás el fenómeno analizado en el Libro Blanco del COEC sirva como punto de renovación para la profesión dental.

 

Acceda al Libro Blanco en versión digital:
www.coec.cat/pdf/blanc_mercat_serveis_cast.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s